Gaurkotasun sahara

"Errepresio-politika marokoarra markatzen jarraitzen duen genozidioa egon da herri sahararraren kontra" (gazteleraz)

15 Api 2015

15/04/15 (VSOA).- El pasado 9 de abril se conoció el auto de procesamiento dictado por el juez Pablo Rafael Ruz Gutiérrez, de la Audiencia Nacional de España, contra once altos cargos civiles y militares marroquíes por genocidio en el Sahara Occidental. Llegar a esto no fue fácil para quienes iniciaron la querella en 2007 ya que denunciaron, entre otras cosas, intentos de obstaculización tanto en la presentación de pruebas como en las declaraciones de los testigos. Sin dudas, el hallazgo de fosas comunes con restos de saharauis fusilados en 1976, fue un hecho fundamental en la causa por genocidio iniciada por AFAPREDESA (Asociación de Familiares de Presos y Desaparecidos Saharauis). Sobre el tema hablamos con su presidente, Abdeslam Omar Lahsen, quien -desde los campamentos de refugiados en Tinduf- se refiere al auto del magistrado, las responsabilidades internacionales en el genocidio contra el pueblo saharaui, las esperanzas en el futuro, lo que significaron en su lucha organizaciones de derechos humanos latinoamericanas como Madres de Plaza de Mayo y varios otros aspectos del tema.

¿Cómo repercutió en AFAPREDESA el auto del juez Ruz?

Estamos muy contentos con esta gran noticia. Esto sigue adelante. Y a ver si hay suerte y se puede enjuiciar a alguno de estos criminales.

Sabemos que la querella fue presentada hace varios años. Pero, refiriéndonos a este último tiempo, ¿qué acciones se realizaron desde AFAPREDESA para que el juez Ruz llegara a dictar este auto?

Desde el inicio, AFAPREDESA ha estado trabajando para presentar todas las pruebas, testimonios y documentos que prueban los crímenes que se han cometido contra el pueblo saharaui. Y, en este tiempo, hemos presentado diecinueve testimonios relevantes, además del gran descubrimiento de fosas comunes que ha ayudado considerablemente, con la colaboración de expertos independientes como los profesores Carlos Beristain y Francisco Etxeberria Gabilondo, que tienen un prestigio internacional irreprochable y que han demostrado que, efectivamente, hay argumentos y pruebas de que hubo genocidio contra el pueblo saharaui.

¿Qué se espera a partir de ahora desde el punto de vista legal?

Este auto de procesamiento significa que, por fin, tenemos ahora un reconocimiento judicial de que somos víctimas de una política de genocidio llevada a cabo por el Estado marroquí y que van a ser perseguidos los autores de dichos crímenes que abarcan desde desaparición forzada, ejecuciones extrajudiciales, torturas y malos tratos, hasta detención ilegal, etc. Por lo tanto, esperamos que los diferentes gobiernos (y, especialmente, los gobiernos español y francés) acaten el auto judicial del juez Pablo Ruz, para que esas personas responsables de tan abominables crímenes sean detenidos y enjuiciados.

¿Por qué menciona al gobierno francés?

Porque hemos visto que, cada vez que hay una sentencia o procedimiento judicial, las autoridades francesas (como también, lamentablemente, las autoridades españolas) hacen la vista gorda y permiten a los autores de dichas violaciones graves de derechos humanos no responder ante la justicia. El caso de Francia es escandaloso, ya que hay un proceso judicial por torturas contra altos mandos marroquíes -contra víctimas tanto saharauis como marroquíes- y que, finalmente, el gobierno de Francia condecoró a uno de los perseguidos por la justicia francesa: se trata del director de los servicios secretos marroquíes, Abdelatif Hamouchi, a quien se le otorgó nada más y nada menos que la propia Legión de Honor, que es la medalla más importante que hay en Francia y que solamente se concede a personalidades de prestigio internacional irreprochable. Y no es el caso de este señor, que está implicado en la tortura de Naama Asfari, que fue detenido incluso antes del “Campamento de la Dignidad” o “Campamento de Gdeim Izik” en 2010. Por lo tanto, nosotros tememos que haya una complicidad del gobierno francés con los responsables de los crímenes que son perseguidos actualmente por la justicia española. Lo mismo ocurrió y ocurre también con el gobierno español, que ya ha condecorado al mismo personaje con una alta distinción.

De estos nombres que figuran en el auto del juez Pablo Ruz, se sabe que hay uno fallecido. Del resto, ¿cuáles serían los más preocupantes para el pueblo saharaui?

Todos están implicados en todo tipo de atrocidades contra el pueblo saharaui pero, lo más grave, es que algunos están ejerciendo actualmente, como Hariz El Arbi [hasta hace poco tiempo, máximo jefe de la policía judicial de Dajla] o Brahim Ben Sami [actual director general adjunto de la policía judicial marroquí], quienes al estar en funciones continúan violando los derechos humanos tanto de la población saharaui como marroquí. Por lo tanto, para el pueblo saharaui, si hay que empezar por alguien es por quienes aún siguen violando los derechos humanos.

Luego de este auto de procesamiento librado por el juez, ¿cuáles son los pasos que siguen?

Ahora hay que estar atentos. Hay una instrucción a la Interpol para que se busque y se capture a los siete procesados* por el juez Pablo Ruz y, si en algún país aparecen estos personajes, inmediatamente se debe hacer llegar a conocimiento del juez que lleva la instrucción para que sean detenidos y puestos a disposición de la justicia española cuanto antes.

¿Cuál es su mensaje para el gobierno español?

Que respete la separación de poderes en España y también esa sentencia. Que colabore para que se lleven a cabo las comisiones rogatorias en Marruecos y ayude a las víctimas a continuar su trabajo de denuncia, inclusive para que sean perseguidos el resto de los autores. Y estamos hablando de varios centenares de autores de violaciones graves de derechos humanos: los altos mandos marroquíes, tanto militares como civiles.

Al conocer el auto del juez Ruz, ¿Ud. pensó en América Latina y su historia de dictaduras?

América Latina y, especialmente, Argentina, están siempre en nuestros corazones: es lo que nos abrió el camino de denuncia. Nuestra asociación ha sido creada gracias al antecedente de las Madres de Plaza de Mayo y las luchas que llevaron a cabo en América Latina, junto a la Federación Latinoamericana de Familiares de Detenidos Desaparecidos. Por lo tanto, para nosotros, ese camino latinoamericano es lo que nos animó también a empezar nuestra lucha.

Que está dando frutos…

Hemos llegado a este punto, que es muy importante en la historia del pueblo saharaui: se confirma el genocidio que fue negado por las autoridades españolas, que tienen una responsabilidad jurídica e histórica muy clara, incluso a nivel de la legalidad internacional. Pero también hay responsabilidad del mundo entero. Ahora ya no se podrá decir que no ha habido violaciones de derechos humanos y que solamente son abusos. No. Ha habido un genocidio que sigue, de hecho, marcando la política marroquí de represión contra el pueblo saharaui. Solamente desde mayo de 2013, ya han muerto trece personas tanto en las diferentes cárceles como asesinadas en las calles del Sáhara Occidental. Por lo tanto, estamos reclamando que la comunidad internacional adopte cuanto antes medidas de protección de los derechos humanos del pueblo saharaui y, particularmente, que se dote a la MINURSO de competencias en materia de derechos humanos como el resto de las misiones de paz en el mundo. También solicitamos que el territorio se abra a los observadores internacionales y que haya presencia permanente de, al menos, el Comité Internacional de la Cruz Roja, que está presente en todas partes del mundo, excepto en los territorios ocupados. Además, queremos poder empezar a exhumar y a realizar los correspondientes trabajos de identificación de los cuerpos de cientos de desaparecidos que se encuentran en diferentes fosas comunes, la mayoría en los territorios ocupados de la República Árabe Saharaui Democrática.

¿Siguen manejando la cifra de seiscientos desaparecidos?

Después de actualizar todos los datos y teniendo en cuenta a aquellas personas que tenemos constancia de que efectivamente han muerto, tenemos ahora una cifra de más de cuatrocientas personas que siguen desaparecidas. Marruecos ha reconocido que ha matado a 351 de ellos pero sin dar ninguna prueba, por lo que a esas personas también las consideramos desaparecidas.

_____________________________

* La orden de captura internacional fue librada contra siete de ellos, para los que el juez determinó “ordenar su busca, captura e ingreso en prisión, cursándose las oportunas órdenes internacionales de detención contra los mismos para su ulterior extradición”. Ellos son: ABDELHAFID BEN HACHEM, ABDELHAK LEMDAOUR, DRIS SBAI, HASSAN UYCHEN, BRAHIM BEN SAMI y HARIZ EL ARBI.

Para los cuatro restantes, el juez Ruz dispuso “con carácter previo a las Autoridades Judiciales de Marruecos la comisión rogatoria interesada por el Ministerio Fiscal en su dictamen de 22.12.14 y acordada por este Juzgado por auto de 2.02.15, acordándose en el mismo trámite la puesta en conocimiento de todos los procesados del contenido de la presente resolución, y recabándose de las Autoridades de Marruecos la aportación de cuantos datos facilitaren la correcta identificación y filiación de los procesados”. Ellos son: coronel LAMARTI, MULEY AHMED ALBOURKADI, BEL LAARABI y ABDELGHANI LOUDGHIRI.

Estas informaciones se encuentran en las páginas 36 a 38 del auto de procesamiento.

Entrevista y texto: Luz Marina Mateo / Voz del Sahara Occidental en Argentina

Share  Partekatu