Gaurkotasun sahara

NBEk ez ditu giza eskubideak zainduko Mendebaldeko Saharan (gazteleraz)

24 Api 2013
afrol News, 24 de Abril - EEUU ha retrocedido en su exigencia de que las fuerzas de paz de la ONU en el Sáhara Occidental ocupado por Marruecos también supervisarán la situación de los derechos humanos. El cambio de postura de EEUU se produce después de que fuentes marroquíes amenazaron con reducir las relaciones con Washington.

Se espera que mañana será aprobado un nuevo mandato de las fuerzas de paz de la ONU en el Sáhara Occidental, MINURSO, por el Consejo de Seguridad de la ONU. El secretario de Estado de EEUU, John Kerry, había sorprendido a todo el mundo cuando su embajador ante la ONU propuso el 9 de abril que la MINURSO por primera vez también debería monitorear la situación de derechos humanos en el territorio ocupado y los campamentos de refugiados saharauis.

El cambio de opinión estadounidense llegó después de que el Centro Kennedy para la Justicia y los Derechos Humanos publicó a finales del año pasado un crítico informe en el que relataba los graves abusos contra los derechos humanos de los saharauis por parte de las autoridades marroquíes, describiendo el uso de la tortura en el territorio. Kerry también es conocido por tener una postura más crítica contra la ocupación marroquí que su predecesora, Hillary Clinton.

El acto sorpresa causó reacciones inmediatas en Marruecos, donde el rey reunió a todos los partidos políticos para buscar un plan para evitar que la ONU controlase la situación de los derechos humanos en el territorio ocupado. La reunión, de acuerdo con las informaciones obtenidas por afrol News, acordó un plan de acción triple: más lobby en Washington y Europa, iniciar un "plan de acción coordinada" contra el plan en Marruecos, y afinar el tono diplomático hacia EEUU, un aliado histórico de Marruecos.

Uno de los primeros pasos fue suspender los ejercicios militares conjuntos anuales con EEUU a corto plazo. Los ejercicios estaban programados para llevarse a cabo cerca de Agadir del 17 al 27 de abril y se pospusieron indefinidamente, aunque más de 1.000 soldados estadounidenses ya habían llegado a Marruecos.

El "plan de acción coordinada" comenzó en la red. En redes sociales como Facebook, miles de personas expresaron en campañas coordinadas su voluntad de defender la propiedad marroquí del Sáhara Occidental, y al mismo tiempo enviaban mensajes de odio al gobierno de EEUU. Especialmente la página en Facebook de la Embajada de EEUU en Rabat se vio abrumada por mensajes agresivos.

En una acción coordinada, un medio propagandístico en Washington financiado por el gobierno marroquí 'Morocco News Board', se radicalizó bastante. El "medio" afirmó saber que políticos influyentes en Marruecos "estaban exigiendo que el gobierno vuelva a evaluar completamente su antigua política amistosa con EEUU invitando a las armadas de China y Rusia para participar en ejercicios militares conjuntos en aguas territoriales marroquíes a lo largo del Estrecho de Gibraltar".

Otros grupos de presión y lobby marroquíes más diplomáticos en Washington recordaron a los legisladores estadounidenses las largas y profundas relaciones con Marruecos, repitiendo la reclamación estándar de Rabat de que Marruecos ha hecho logros en materia de derechos humanos. La representación de los saharauis, el Frente Polisario, por su parte, fue de nuevo llamado un "antiguo movimiento comunista", que goza del apoyo "de los enemigos de América", como Cuba y Venezuela.

Mientras tanto, en París y Madrid, los grupos de presión marroquíes intentaron que Francia y España apoyara su punto de vista. Francia, como de costumbre, dio su apoyo, pero el presidente François Hollande no prometió nada sobre vetar el texto en el Consejo de Seguridad de la ONU. España, debilitada por la crisis económica y sin una fuerte política internacional, ahora también se comprometió a apoyar a Marruecos.

Y cuando la embajadora de EEUU ante la ONU, Susan Rice, presentaba hoy un texto modificado de la propuesta de EEUU para la renovación del mandato de la MINURSO, el gobierno de Marruecos celebró lo que considera una "gran" victoria diplomática. El nuevo texto sólo exige mejoras en la situación de los derechos humanos en el Sáhara Occidental y probablemente será adoptado mañana tal y como está por el Consejo de Seguridad.

La "victoria" tiene un precio alto

Sin embargo, muchos analistas sostienen que la "victoria" puede conllevar un alto precio. EEUU mantendrá su seguimiento de la situación de derechos humanos en el territorio y puede presentar una nueva demanda al ampliar el mandato de MINURSO el próximo año. Al mismo tiempo, la "reacción exagerada" marroquí y las amenazas pobremente disfrazadas se han observado en Washington y pueden conducir a EEUU a estrechar más sus relaciones con el archienemigo de Marruecos, Argelia.

También entre los saharauis, la supuesta "victoria" marroquí ha sido recibida con calma. El representante del Polisario en la ONU, Ahmed Bujari, dijo que la lección más importante ha sido que EEUU ahora, en general, "apoya la lucha por la libertad del pueblo del Sáhara Occidental ocupado". Bukhari dijo que la iniciativa de EEUU había "arrojado una nueva luz" sobre la situación de derechos humanos en el Sáhara Occidental que "no va a desaparecer".

Por Rainer Chr. Hennig
© afrol News. Todos los derechos reservados
Share  Partekatu